DIRIGIR EQUIPOS

Una empresa se define por la calidad de sus directores y responsables de equipo.

soluciones

Desarrollar equipos de alto rendimiento

Una empresa se define por la calidad de sus directores y responsables de equipo. De estos perfiles depende en buena medida que las personas quieran ir a trabajar o detesten levantarse por las mañanas. ¡A todos nos gusta tener el mejor jefe posible! Conseguir que el equipo te respete mientras estás exigiendo el cumplimiento de unos objetivos no es tarea sencilla, pero es posible. Te ayudaremos generar un clima propicio en el que las personas están motivadas para dar lo mejor que tienen. Hay ideas y técnicas para ello.

» La clave para liderar con éxito es influencia, no autoridad. «

– Kenneth Blanchard

LIDERAZGO

¿Cuánto esfuerzo tienes que hacer para que el equipo siga tus directrices? ¿Qué papel juega tu posición de poder a la hora de influir en los demás? Liderar y dirigir son facetas con las que conviven las personas que coordinan equipos. Y es complejo y exigente ocupar posiciones de dirección ya que las personas quieren tener jefes extraordinarios. Así que la pregunta es: ¿eres el mejor jefe que alguien podría tener? Si crees que puedes mejorar tu capacidad de liderazgo podemos ser una buena ayuda para ti. Puedes convertirte en ese buen jefe que todo hemos querido tener…

DELEGAR EFICAZMENTE

No es posible realizar una labor directiva sin delegar funciones y tareas. Dirigir es técnicamente “hacer hacer” y no suele funcionar ser entrenador y jugador a la vez. Podemos ayudarte a resolver con soltura este dilema: “¿cómo puedo sentirme seguro de que lo van a hacer bien?, porque después me van a pedir responsabilidades a mí…” Existen técnicas y modelos que ayudan a aprender a delegar de manera efectiva. Un jefe que sabe delegar dispone de más tiempo para hacer su trabajo y además aumenta los índices de productividad del grupo.

FEEDBACK Y EVALUACIÓN DEL DESEMPEÑO

Una función importantísima del líder de equipo es expresar a sus colaboradores lo que quiere de ellos, así como ayudarles a definir su desarrollo profesional. ¿Cómo le dices a alguien que debe de esforzarse más?, ¿o que debe de tener más iniciativa? Aprender a gestionar estos momentos de la verdad supone la diferencia entre pisar el freno o el acelerador. Un jefe, cuando da una “mala noticia” debe ayudar al colaborador a que aprenda algo de lo ha ocurrido, que tenga criterios para no cometer el mismo error en el futuro, que descubra algo de sí mismo, que convierta el error en una oportunidad. E igual en el sentido contrario, también hay que saber dar buenas noticias para que el individuo aprenda qué ha hecho bien, qué puede hacer mejor en el futuro, etc. Es decir, el jefe debe de ayudar a sus colaboradores a que aprendan algo de cada experiencia y que dispongan de reflexiones y guías que les permitan evolucionar como personas y profesionales. ¿Crees que podrías dar un feedback más profesional a tu equipo?

CONFIANZA NECESARIA PARA DIRIGIR EQUIPOS

Muchos profesionales se sienten capacitados para aborda retos importantes, pero no confían es sí mismos. Ello les produce malestar y frustración porque siempre piensan que “podrían estar haciendo otras funciones”. Para ser jefe, para liderar equipos es conveniente confiar en uno mismo porque si no confías en ti, es complicado conseguir que otros lo hagan. Nuestras sesiones formativas, coaching o mentoring son un apoyo importante para aquellos que necesiten ganar confianza y seguridad en el rol de jefe de equipo (alta dirección, mandos intermedios, jefes de proyecto…).

PSICOLOGÍA DE LA MOTIVACIÓN

No conocer las claves de la motivación es como intentar conducir un coche sin volante, puede ir hacia cualquier sitio. Hay algunas claves asentadas y bien estudiadas sobre motivación que todo manager debe conocer y saber aplicar. Nuestros seminarios sobre motivación buscan desde la sencillez ayudar a gestionar la complejidad propia de un equipo los profesionales. Si dos personas no reaccionan de la misma forma ante una noticia, es posible que se deba a que son individuos diferentes…

GESTIÓN DEL ESTRÉS, CONTROL EMOCIONAL

Dirigir un equipo genera dosis altas de tensión emocional consumiendo mucha energía. Y es común que toda esta activación en nuestro sistema nervioso no se gestione adecuadamente provocando conflictos, momentos desagradables para el grupo, descontrol y fugas de eficiencia. Los managers que no aprenden a gestionar sus estados de ánimo provocan desazón e incertidumbres. Es difícil trabajar con un jefe que no se controla, que pierde los papeles o que no afrontar situaciones por miedo o inseguridad extrema. Ayudamos a entender cómo funcionan las emociones (lo que se sabe hasta ahora sobre ellas) y apoyamos con técnicas concretas los procesos que permiten regularlas. Cuando una persona aprende a modular sus estados de ánimo mejora su calidad de vida y la de su entorno.

Contáctanos

6 + 13 =