¿Aumentará la productividad o perjudicará la flexibilidad horaria?

Como ya sabéis, el pasado 12 de mayo entró en vigor la obligatoriedad de implantar en las empresas un sistema de control de horarios para sus trabajadores. Como todas las nuevas medidas que se toman en cuanto a asuntos laborales, ha creado mucha controversia, con opiniones a favor, recibiéndolo como una medida positiva que puede controlar el exceso de horas extras (sobre todo las no remuneradas), favoreciendo la optimización de las horas de trabajo. Y también opiniones en contra, considerándolo una medida que fomenta el presencialismo y choca contra de la flexibilidad horaria.

¿Cómo reaccionamos a los cambios?

Esto nos ha hecho reflexionar sobre la naturaleza humana y sobre como reaccionamos las personas a los cambios. Lo cierto es que siempre hay personas que reciben las novedades como algo positivo y una oportunidad para mejorar y evolucionar, que consideran que quienes toman estas decisiones lo hacen por el bien general y para favorecer a los empleados. Y por otro lado están quienes rechazan cualquier cambio de primeras y perciben como algo negativo cualquier cosa que pueda suponer un cambio de rutina o una forma diferente de hacer las cosas, considerando que quienes toman estas decisiones lo hacen para favorecer a las empresas o para recaudar más.

Encuesta de opinión sobre la nueva normativa

No sabremos cuales serán las verdaderas consecuencias y quien saldrá finalmente beneficiado, pero hemos querido saber como lo ha recibido la gente y, un mes después de la entrada en vigor de la nueva normativa, hemos abierto una encuesta de opinión, preguntando a trabajadores de diferentes sectores, para saber como lo están viviendo los empleados, conocer como se sienten  al respecto y si este tipo de medidas puede afectar al clima laboral.

La recogida de datos de la encuesta de opinión sobre la efectividad de la nueva normativa de control de horarios se cerrará el próximo 15 de julio y tendremos una idea más clara de como se ha recibido esta medida. Hasta ahora las primeras conclusiones nos dicen que, por el momento, más del 50% de los encuestados afirman que aún no se ha implementado en su empresa; que el principal objetivo de la medida es reducir las horas extras, aunque muchos consideran que es una medida de recaudación y que perjudicará a la flexibilidad horaria. Un 60% de los encuestados hasta ahora opina que la medida no será eficaz y un 40% que afectará negativamente a la motivación.

Aún estás a tiempo de participar y dejarnos tu opinión, solo tienes que entrar en este enlace y contestar a 5 preguntas (solo te llevará 1 minuto):

Pincha aquí para realizar la encuesta

Publicaremos las conclusiones definitivas a partir del día 15 y tendremos una idea mas concreta de como se está percibiendo en las empresas y si la medida afecta de forma positiva o negativa en los trabajadores.

Para saber si la medida es eficaz o no, habrá que esperar algo más, unos meses a que todas las empresas implementen el sistema de forma definitiva, y a que forme parte del día a día de la jornada de todos los empleados y quizá algo más de tiempo para ver los resultados reales y para ver si los escépticos han descubierto las ventajas que la medida pretende implantar o si son los entusiastas de los cambios quienes tienen que reconocer que no ha supuesto ninguna mejora laboral.