¿Qué son exactamente las Soft Skills?

Las Soft Skills, también llamadas habilidades blandas, son aquellas cualidades, capacidades y habilidades que definen cómo es una persona y cómo se enfrenta a diferentes situaciones. Se suelen identificar con las relaciones interpersonales, como las habilidades de comunicación, la empatía, la asertividad, la gestión de conflictos o la capacidad para trabajar en equipo; pero también están relacionadas con la eficacia personal, como por ejemplo la gestión de las emociones, la gestión del tiempo, la iniciativa o la responsabilidad.

A diferencia de las Hard Skills, o habilidades duras, las Soft Skills no se enseñan en colegios y universidades, al menos en la educación tradicional, y son más difíciles de medir y evaluar.

Importancia de las soft skills en las organizaciones

Solemos decir que a una entrevista de trabajo se llega gracias a tus conocimientos y lo que sabes hacer (hard skills), pero lo que te hace superarla son tus habilidades personales y ser capaz de transmitir que eres la persona idónea para el puesto, que tienes la capacidad para desenvolverte en el mundo profesional, que eres capaz de organizarte, tener iniciativa, una actitud positiva y ser capaz de relacionarte eficazmente con los demás.

Todos nos hemos encontrado en algún momento de nuestra vida profesional con alguien que sabía mucho y tenía una buena formación académica, pero que carecía de habilidades a la hora de relacionarse con los demás, provocaba conflictos con facilidad, tenía una mala actitud, era desordenado o impuntual, falto de iniciativa o incapaz de trabajar en equipo. Este tipo de comportamientos acaban afectando inevitablemente al desarrollo óptimo de cualquier proceso de trabajo.

Por eso hoy en día las organizaciones se han dado cuenta de la importancia de tener personas con un alto desarrollo de sus Soft Skills en sus equipos, personas capaces de aportar valor con iniciativa, actitud positiva, capacidad para trabajar en equipo, liderar y resolver conflictos. Además, estas habilidades son transferibles, es decir, son útiles independientemente de la posición, convirtiendo a los candidatos con Soft Skills en empleados que se adaptan con facilidad a los cambios.

Diferencia entre un profesional con ellas y otro si ellas

Hoy en día existen sectores donde el desarrollo de estas habilidades está más extendido y en los que encontramos un gran número de profesionales con buen nivel de desarrollo de habilidades blandas, como por ejemplo el turismo, la salud o la educación. Pero siguen existiendo otros sectores como los relacionados con la ingeniería o el derecho, donde es más difícil encontrar profesionales que posean un buen equilibrio entre sus conocimientos y habilidades sociales.

La diferencia entre dos profesionales en igualdad de estudios y conocimientos son sus capacidades y habilidades a la hora de enfrentarse a los retos diarios en el mundo profesional. El modo en que se enfrenta a un nuevo proyecto, resuelve conflictos o su elocuencia a la hora de defender o exponer sus ideas son algunas de las habilidades que diferencia a aquellas personas con las que todo el mundo quiere trabajar.

La buena noticia es que, del mismo modo que siempre se pueden aumentar los conocimientos a través formación, cursos o masters; las habilidades blandas pueden también aprenderse en formaciones específicas e integrarlas en el día a día a través de la práctica.

Cuáles son las Soft Skills más valoradas en el mundo profesional

Aunque son muchas y todas importantes y necesarias, hemos querido destacar algunas que consideramos son las más relevantes o, al menos, las que hoy en día se valoran más a la hora de seleccionar un candidato para una posición:

  • Habilidades de comunicaciónSe refiere al modo en que nos comunicamos con compañeros, jefes, subordinados, clientes, socios… en definitiva, con todas las personas relacionadas con nuestro entorno profesional. Tener buenas habilidades de comunicación no trata solo de cómo transmites al hablar o escribir un correo, sino también la habilidad para escuchar o empatizar con otro cuando es necesario. La capacidad de persuasión, poder hablar en público, la capacidad de negociación y el lenguaje no verbal también forman parte de las habilidades de comunicación.
  • Trabajo en equipoAlgunos trabajos requieren comunicarse y colaborar constantemente con los miembros de tu equipo; la forma en que el equipo conecta y se relaciona influye inevitablemente en el éxito de cualquier proyecto. La asertividad, la gestión de conflictos y cómo vendemos nuestras ideas, son habilidades esenciales para trabajar y hacer que el equipo funcione.
  • LiderazgoLiderar y dirigir son facetas con las que conviven las personas que coordinan equipos. Y es complejo y exigente ocupar posiciones de dirección ya que las personas quieren tener jefes extraordinarios. Confiar en sí mismo para que otros lo hagan, motivar, ser capaz de tomar decisiones o saber delegar son habilidades necesarias para un líder.
  • Gestión de tiempoAprender las técnicas que nos permiten sacar el máximo provecho al tiempo que tenemos es una de las mejores inversiones que podemos realizar. Además, es importante saber priorizar, tener los objetivos claros y planificar para ser más eficiente.
  • Gestión de las emocionesLa inteligencia emocional consiste en la habilidad de identificar tus emociones y la capacidad de decidir cómo te comportas para conseguir crear relaciones más constructivas con el entorno. El control de los pensamientos negativos juega un papel muy importante para desarrollar esta habilidad.
  • Capacidad de adaptaciónLa capacidad de adaptación y tener la mente abierta es importantísimo, no solo para poder trabajar con los que no son como nosotros, sino también para poder afrontar los cambios tanto cuando son impuestos como cuando queremos un resultado diferente ya que sabemos que no se logra haciendo lo mismo.

Cómo desarrollar tus Soft Skills

Conocerse a uno mismo facilita enormemente marcarse cualquier objetivo personal o profesional y es el primer paso en el desarrollo de las habilidades blandas. Saber cuáles son tus fortalezas y debilidades y no caer en la tentación de responsabilizar a nuestro entorno de lo que nos pasa son los primeros pasos hacia el cambio. Una vez identificadas las habilidades que necesitamos potenciar existen formaciones donde aprender a desarrollarlas e integrarlas en nuestra forma de trabajar y relacionarnos con los demás.

En Marcom Deli nos dedicamos a ayudar a las personas desarrollar todo este conjunto de habilidades que llamamos Soft Skills. Ofrecemos soluciones formativas presenciales y online para que las personas adquieran nuevas actitudes, conocimientos y destrezas con las que conseguir sus objetivos profesionales y personales.